Concentración a las puertas del Centro de Salud en protesta por el desmantelamiento del sistema público sanitario

275

Más de medio centenar de personas han participado en la mañana de hoy en la concentración realizada a las puertas del Centro de Salud “José Gallego Arroba”, en respuesta al llamamiento realizado por Izquierda Unida y CCOO para secundar la campaña de movilizaciones en protesta por el desmantelamiento del sistema público de salud en Andalucía. La de Puente Genil ha sido la primera de una serie de concentraciones que se repetirán en toda la provincia durante el próximo mes y medio – Ochavillo, Pozoblanco, Peñarroya, Priego y Lucena- para culminar el 21 de diciembre con una manifestación en la capital cordobesa desde el Sector Sur.

Durante el acto, el portavoz municipal de Izquierda Unida, Jesús David Sánchez, lamentó “la vuelta de tuerca que está dando el PP a la política de recortes que empezó el PSOE, y que no tiene otro fin que hacer que un servicio básico como es la sanidad se convierta en un negocio ‘modelo Madrid’, con concierto y privatización y el que pueda que se lo pague”. Sánchez dijo que “seguimos teniendo una demora de lista de espera, y en Puente Geniil estamos en la excepcionalidad acusando sobre todo la falta de especialistas, caso de dermatología, pediatras y ahora también sin neumólogo en plena pandemia”. Para Sánchez, lo que se está viviendo es fruto de la política del PP, con el apoyo de C’s y VOX, “para convertir la sanidad en un negocio, desmontando poco a poco un sistema público, algo que no podemos permitir”.

Sánchez estuvo acompañado por el coordinador provincial de IU, Sebastián Pérez, y por el secretario general del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba, José Damas, que incidieron en esa línea argumental. También hubo una representación de la plataforma pontanesa en defensa de las pensiones públicas, cuyo portavoz, Antonio Baena, quiso dar su opinión sobre la situación que se está viviendo. “El tema está muy mal por la derivación a las empresas privadas. El 75% de los impuestos de este país los pagamos las familias, y, como pagamos, exigimos una sanidad pública y de calidad, ya que no podemos volver a los años 60. Ha pasado en las residencias, donde lo que se ha vivido ha sido un ejemplo más de la degradación de la sanidad pública, así que nosotros apoyaremos cualquier movilización que se haga en defensa de la sanidad pública, porque la sanidad es de todos”, afirmó.