El Ángel Ximénez cae en el Alcalde Miguel Salas ante el BM Nava (31-33)

46
Prokop lanza ante Marcio da Silva. Fot Estefanía Hernández

El Ángel Ximénez no tuvo su mejor día y sucumbió en casa ante el BM Nava, en un duelo en el que los pontanenses estuvieron casi siempre a remolque en el electrónico y donde las facilidades defensivas de los de Paco Bustos resultaron determinantes para no puntuar frente a un sólido conjunto segoviano, bastante cómodo durante todo el encuentro gracias a la efectividad de los jugadores de su primera línea, y más acertado que los pontanenses en los momentos decisivos del choque.

Las cosas desde el inicio no pintaron bien para los de Puente Genil, que a pesar del gol inicial favorable vieron como un parcial visitante de 0-3, en un abrir y cerrar de ojos, les obligaba a tener que meterse en el encuentro lo antes posible. Dos goles de Mitic y uno de Túa dieron la vuelta al resultado, pero pronto se vio que la inercia del partido iba a deparar dificultades para el equipo local. La defensa 5:1 dispuesta por Zupo Equisoain, con Vujovic de avanzado, cortocircuitó el juego de ataque pontanés y pese a la buena dirección de juego de Joao Pedro da Silva, los naveros consiguieron minimizar la producción goleadora del brasileño, y también, de manera especial, su juego con el pivote Javi García. Además, la defensa del Ximénez tampoco funcionaba, y a ello se unió un par de exclusiones locales, circunstancias que aprovecharon hombres como Moyano, Prokop o Pérez Arce, para lanzar o penetrar con facilidad poniendo las cosas poco menos que imposibles para De Hita. Con 5-9 en contra, a Bustos no le quedó más remedio que parar el partido pasado el ecuador del primer acto, si bien fue a partir de ese momento cuando el equipo reaccionó tímidamente con la entrada a cancha de Pomeranz, Arnau y especialmente Felipe Borges, que firmó una sensacional actuación individual en el encuentro. El equipo pontanés subió la intensidad de su defensa, recuperó un par de balones y, aunque fue recortando la desventaja, sufrió más de lo deseado para equilibrar el duelo, algo que finalmente llegó con un tanto de Borges a falta de cinco minutos para el descanso. Sin embargo, un tiempo muerto del veterano técnico navarro dio are a los suyos, que recuperaron el acierto de cara a portería llegando a ponerse 14-16, renta que redujo el Ximénez con un tanto de Pomeranz y otro de Pere Arnau, prácticamente sobre la bocina.

El 16-16 ofrecía un nuevo partido, pero esta vez de treinta minutos, y en su arranque, de nuevo el cuadro navero se mostró mucho más decidido para recobrar la ventaja. En el intercambio de goles, los segovianos siempre marchaban uno o dos goles arriba, al desequilibrar el meta bosnio Pleh su particular duelo de porteros con el eslovaco Konecny. El extremo italiano D’Antino puso un inquietante 21-24, y aunque Bustos ordenó defensa 5:1 para tratar de cambiar el rumbo del encuentro, esa circunstancia permitió a Pérez Arce exhibir todo su potencial convirtiendo en goles todos sus lanzamientos. Las sensaciones del cuadro local estaban infinitamente lejanas a las ofrecidas en otros encuentros, pero con el 22-27, el Ximénez apeló al orgullo. Tras un tiempo muerto del preparador cordobés, un gol de Javi García y dos consecutivos de Borges acercaron a los pontanenses en el marcador ante un público que empezó a creer en la remontada. La defensa mejoró sustancialmente, y los tantos de Borges, magistral de cara a portería, los coronó Joao Pedro da Silva con el 28-28 que igualaba el partido antes de los diez minutos finales. Pero ahí, Zupo dio aire a los suyos y el extraordinario parcial local de 6-1 quedó en papel mojado con los goles de D’Antino y Moyano aprovechando la inferioridad numérica local por la exclusión de Mitic. Aun así, el Ximénez no se rindió acercándose a un gol con el 30-31 de Cuenca y el 31-32 de Borges. La bola quemaba, los ataques visitantes coqueteaban con la amenaza de pasivo, y en el último, a falta de un minuto y medio, los locales recuperaron la posesión, en una acción anulada a instancias de García Serradilla que decretó un golpe franco muy riguroso para dar la posesión a Nava. Los segovianos no desaprovecharon la opción de sentenciar y Prokop, infalible, anotó el 31-33 para sentenciar el choque y dejar a los pontanenses sin opciones. Al final, pequeña decepción en el Miguel Salas, aunque con reconocimiento al triunfo justo de un Nava que hizo un partido más completo que el conjunto de Puente Genil.

FICHA TÉCNICA

31 / ÁNGEL XIMÉNEZ. De Hita (p); Marcio da Silva, Cuenca (3), Joao Pedro da Silva (3), Túa (2), Mitic (4) y Estepa (1) –siete inicial- Delcio Pina, Corning, Felipe Borges (12,3p), Javi García (1), Pomeranz (3), Arnau (2), Pineda y Konecny (ps)

33 / BM. NAVA. Patotsky (p); Vujovic (1), Moyano (7), D’Antino (5,2p), Rodrigo Pérez (8), Carró (2) y Prokop (8) –siete inicial- Djukic (1), Carlos Villagrán, Tsanaxidis, Filipe Mota (1), Rosales, Herranz, Óscar Villagrán, y Pleh (ps).

ÁRBITROS. Marín Lorente y García Serradilla (Cataluña). Excluyeron por los locales a Joao Pedro da Silva, Javi García y Mitic, y por los visitantes a Vujovic, Rosales y Tsanaxidis.

PARCIALES. 1-3; 4-4; 5-7; 8-10; 12-13; 16-16 (descanso) 18-20; 21-24; 24-27; 28-28; 29-31 Y 31-33 (final)

INCIDENCIAS. Pabellón Alcalde Miguel Salas. Puente Genil. Más de 400 espectadores en partido correspondiente a la 7ª de la Liga Sacyr Asobal.