El Salerm cae ante el Xerez CD (0-3) en la ida de los cuartos de final de la Copa RFAF

180
Once inicial del Salerm ante el Xerez. Foto Tino Navas.

Dura derrota la encajada por el Salerm Cosmetics Puente Genil ante el Xerez CD en el encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa RFAF disputado en el Estadio Manuel Polinario, un partido que supuso el primer test del nuevo proyecto futbolístico del club para la próxima temporada, donde se evidenció que los rojinegros tienen un importante margen de mejora de cara a sus siguientes compromisos.

De salida, el nuevo entrenador, Keko Rosano, sorprendió con la inclusión en el once titular del joven Fernando, formando pareja de central con Cubero, dejando en el banquillo a veteranos como Núñez, Siles o Edu Chía. El planteamiento no le salió del todo mal en los primeros minutos, ya que el equipo estuvo bien ordenado tácticamente, con las líneas juntas y muy replegado, con la intención de salir a la contra con peligro frente a un cuadro azulino que, sin hacer nada del otro mundo, cada vez tenía más posesión, con más iniciativa y presencia en el terreno de juego pontanés. Óscar dio el primer aviso con un remate que detuvo Javi Romero, pero pasada la media hora llegó la acción que cambió el signo del encuentro. La defensa del Salerm no fue capaz de despejar un balón dentro de su área y el ex rojinegro Migue García, en su regreso a Puente Genil, filtró un balón para que Óscar batiera por bajo al cancerbero cordobés.

El gol sentó como un mazazo para los pontanenses, que en el tramo final de la primera mitad intentaron animarse, aunque con uno menos, ya que el colegiado malagueño Fernández Barba, de manera inexplicable, impidió durante cinco minutos el regreso al terreno de juego del local Amin Guerrero tras sufrir un encontronazo con un defensor. Pese a ello, el equipo de Puente Genil pudo empatar en la última jugada del primer tiempo, si bien, Ekedo no acertó a empalar un balón procedente de un rechace dentro del área.

Tras la reanudación, Rosano reclamó más mordiente ofensiva a los suyos, pero el Xerez, con el marcador a favor, optó por anestesiar el encuentro dejando pasar los minutos a base de pases horizontales, para desesperación de una grada que veía al Salerm demasiado replegado y sin estirarse. Al cuarto de hora, Amin lo probó con un disparo que repelió el portero visitante, pero acto seguido, en un nuevo error defensivo, Joselillo puso el 0-2 que sentenciaba el encuentro. De ahí hasta el final fue un querer y no poder. El técnico hizo un triple cambio dando entrada a Félix Chenkam, Adri Tellado y Joaquín, pero a pesar de querer jugar más en terreno rival, el equipo no pudo hincarle el diente a un rival experimentado que no pasaba apuros. Mario Sánchez y Joaquín pudieron acortar distancias, pero a tres del final, Rubén se fue por velocidad de la zaga rojinegra y batió a Javi Romero con un remate cruzado. Demasiado castigo el 0-3, que deja la eliminatoria prácticamente sentenciada a falta del choque de vuelta, la próxima semana, en tierras jerezanas.