En libertad uno de los tres detenidos en la reyerta de la calle Bailén

326

Una de las tres personas detenidas anoche por su participación en una reyerta en la calle Bailén, ha quedado esta tarde en libertad a la espera de juicio tras prestar declaración en el cuartel de la Guardia Civil de Puente Genil.

Al parecer, a última hora de la tarde del sábado, se recibieron tanto en el puesto de la Guardia Civil como en la Jefatura de la Policía Local llamadas telefónicas de particulares que alertaban de una trifulca con armas blancas en la que estaban implicadas varias personas. Tras personarse los agentes en el lugar de los hechos, la situación se calmó, pero unas horas más tarde, en torno a las 23,30 horas, se escucharon varios disparos que sobresaltaron a los vecinos del entorno del río, muchos de los cuales observaron cómo varias dotaciones de patrullas del Instituto Armado nuevamente se desplazaban con inmediatez hasta este lugar. En esta ocasión, los efectivos de la Guardia Civil, apoyados por los de la Policía Local, fueron recibidos con disparos de escopeta, por lo que tuvieron que pedir refuerzos a compañeros de otras poblaciones para tratar de controlar la situación.

Según han confirmado fuentes cercanas a la investigación, el enfrentamiento entre estas personas podría haber estado motivado por un ajuste de cuentas, y se saldó con un hombre herido de gravedad tras sufrir varios cortes por arma blanca en la cara, en los brazos y en el pecho. Esta persona fue trasladada de urgencia al Hospital de Alta Resolución de Puente Genil y posteriormente al Hospital Reina Sofía de Córdoba, aunque tras practicársele diferentes pruebas médicas se ha apreciado que las heridas no le han afectado a órganos vitales, por lo que incluso esta misma tarde habría solicitado el alta hospitalaria para prestar declaración ante los agentes.

La instrucción está siendo llevada a cabo por un equipo especializado de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba. Los agentes de la Benemérita detuvieron anoche a tres personas, aunque con la puesta en libertad de una de ellas, se cree que los dos que siguen detenidos podrían haber sido los autores materiales de la agresión. A ambos se les acusa de un delito de homicidio en grado de tentativa y permanecen en las dependencias del cuartel de la Guardia Civil de Puente Genil a la espera de ser puestos a disposición judicial.