IU muestra su rechazo ante la supresión de unidades educativas

60
CEIP. Castillo Anzur

Izquierda Unida Puente Genil ha mostrado su desacuerdo y descontento ante al cierre de unidades en diferentes centros educativos de nuestro municipio como son el CEIP Castillo Anzur, CEIP Miragenil y CPR Maestro Rafael Chacón Villafranca.

«En estos momentos que estamos viviendo, inmersos en una grave situación de pandemia causada por el COVID-19 y con una gran incertidumbre sobre la situación sanitaria cuando el alumnado tenga que volver en septiembre a las aulas, no parece que sea lo más razonable la actuación de la actual Consejería de Educación de la Junta de Andalucía recortando unidades en los centros públicos cuando lo aconsejable, desde el punto de vista sanitario, sería una bajada en la ratio en aras a tratar de conseguir un mayor distanciamiento entre el alumnado y que además tendría efectos positivos en la calidad de la enseñanza», ha indicado la concejala de la formación, Virginia Bedmar.

«Muy al contrario de lo que debería suceder, esta situación en la que se produce una reducción de unidades trae aparejada una masificación en las aulas con el consiguiente riesgo que esto supone para la salud, tanto del alumnado como de los docentes y sus respectivos familiares y por supuesto un detrimento en la calidad educativa produciéndose incluso un incumplimiento de la ratio establecida para esa unión de distintas unidades», añade Bedmar, quien asegura que «otro de los efectos colaterales negativos en este recorte de unidades será el agrupamiento de varios niveles en un aula, esta es una situación que en la mayoría de los casos produce descontento entre madres y padres que podrían optar por no matricular a sus hijos/as en el centro agravando así tanto la situación de dicho centro, del profesorado que tenga que ser desplazado, como de la educación pública en nuestro municipio porque ¿dónde quedaría aquí la libre elección de centro por parte de los padres y madres? Están limitando deliberadamente esa elección de colegios públicos».

Para Bedmar, «esta situación es más penosa, si cabe, en el caso de los colegios rurales puesto que pierden profesorado imprescindible al tener que balancear la complicada situación de itinerar entre las aldeas y al mismo tiempo dejar cubierto el servicio en cada uno de los colegios. Es por esto que queremos unirnos a las denuncias y reivindicaciones de sindicatos, AMPAS y docentes de los centros públicos por el cierre de unidades y al desmantelamiento sistemático de la educación pública que se viene produciendo desde la Junta de Andalucía. Una educación pública que es la que garantiza el derecho universal a la educación en condiciones de igualdad y garantiza también la cohesión social, es por esto que no estamos dispuestos/as a seguir tolerando este ataque continuo a la educación pública de la que depende el futuro de nuestros hijos e hijas».