La Casa de la Igualdad de Puente Genil, elegida para el proyecto “Científicas en el muro”

36

El patio de la Casa de Igualdad de Puente Genil ha sido el lugar elegido por parte de la grafitera Almudena Castillejo para desarrollar un mural dedicado a la figura de Concepción Aleixandre Ballester. Las concejalas de Cultura e Igualdad, Eva Torres y Loli Franco, junto a la presidenta de la FLAM, Julia Romero, visitaron la obra que forma parte de la tercera edición del proyecto “Clandestinas en el muro”, denominado en su primera edición como “Ciencia clandestina”, nombre que en los dos últimos desarrollos del Plan Anual de Divulgación de la Universidad de Córdoba engloba un conjunto de actividades de popularización de la ciencia que promueven el activismo divulgativo de manera más directa en las localizaciones menos esperadas, pero más cercanas a la ciudadanía.

“Clandestinas en el muro” se encuentra dentro de este conjunto de actividades. Se trata de desarrollar murales o grafitis, representando a científicas e investigadoras relevantes con la intención de despertar la curiosidad de la ciudadanía sobre los personajes que ocupan muros en alguna de las calles de sus localidades.

El mural ubicado en Puente Genil está hecho por Almudena Castillejo, ilustradora, artista visual, muralista y comisaria además de colaboradora honoraria del Aula Ingenia de Cultura y Tecnología de la Universidad de Córdoba. La mayor parte de su trabajo versa en el dibujo, la pintura y el mural. Su leitmotiv más recurrente, el retrato. El entorno y elementos más representados, el mar y aquellos profundamente conectados con sus raíces.

El muro está dedicado a Concepción Aleixandre Ballester (Valencia, 1862-1952) que fue una maestra, médica, ginecóloga, inventora, activista, feminista, sufragista y científica española. Perteneció a diversas instituciones como el Comité Organizador del Congreso Pedagógico de 1892, el Consejo Nacional de Mujeres (1919), la Sección de Señoras de la Unión Iberoamericana, el servicio de Inspección médico escolar, la Sociedad Ginecológica Española (1892) y la Asociación Española para el Progreso de las Ciencias. Además, perteneció a varias sociedades exclusivas femeninas y comprometida con el avance de los derechos de las mujeres.