Puesta la primera piedra del nuevo Tanatorio de Moriles

756

Con la colocación de la primera piedra del nuevo tanatorio de Moriles, han dado de manera oficial comienzo las obras de ejecución de este nuevo equipamiento de la ciudad cordobesa.

El Ayuntamiento, representado por su alcaldesa Francisca Carmona, los técnicos municipales, el arquitecto del proyecto y la empresa  promotora, han celebrado hoy el acto de colocación de la primera piedra en la que de forma simbólica, se ha enterrado en la cimentación una capsula que contiene el proyecto del edificio, algunas monedas de curso legal y la prensa del día.

Promovido por la empresa Servicios Funerarios de Moriles, S. L., con el pontanés Julián Florido Villar a la cabeza, el edificio contará con 354, 26 m2 construidos en una parcela de 6.000 m2.

La alcaldesa de Moriles, los técnicos municipales, el arquitecto del proyecto y el promotor.

El tanatorio, estará situado a las afueras de Moriles, a apenas 1 km de la ciudad, y será un moderno edificio que cubrirá sobradamente las necesidades de la población y los núcleos cercanos.

El edificio, proyectado por un estudio de arquitectura de Puente Genil, dirigido por el arquitecto Francisco Gómez de Tejada (gomezdetejada.es), estará compuesto por un amplio recibidor, una sala de cafetería, 2 salas de vigilia y todas las comodidades para la mayor tranquilidad de los usuarios.

El Tanatorio estará terminado para el segundo semestre de 2020

Arquitectónicamente, el edificio juega con la luz natural y las alturas de los diferentes volúmenes que lo componen para jerarquizar la privacidad de los diferentes espacios interiores.

Rodeado de zonas verdes y con un excelente acceso, el nuevo tanatorio servirá de forma eficiente para cubrir un déficit que los morilenses tenían en materia de servicios funerarios, aportando a la ciudad un equipamiento moderno y actual.

La alcaldesa y el promotor poniendo la primera piedra, una cápsula con el proyecto, prensa y monedas de curso legal.

Contará con más de 50 plazas de aparcamiento.

La inversión supera el medio millón de euros y con la construcción del nuevo tanatorio, se crearán 4 puestos de trabajo directos para la localidad, que se beneficiará en varios aspectos de la llegada de este importante grupo funerario y su apuesta firme y decidida por invertir en Moriles.

Se espera que las obras estén terminadas para mediados de 2020, fecha en la que los morilenses, sin coste alguno ni para sus bolsillos ni para el Ayuntamiento, podrán disfrutar de un servicio tan necesario y que tanto se había hecho esperar.