Un café con… Suda Sánchez

1856

Suda (Jesús David para los no iniciados 😉) tiene un café largo, de los que empiezas hablando del tiempo y terminas por el último corto de David Lynch con un mono.

Quizás si solo lo conoces de los plenos municipales o las declaraciones institucionales en redes, pueda parecerte un tipo agrio, incluso borde… Nada más lejos de la realidad. Suda es de esos tíos que, para reírte un rato con él, no hace falta tocarle las palmas, él las lleva de serie.


Fue el tercero en grabar y eligió un pequeño parque junto a “los pisos de la Seat” donde se crió. Sentados en un banco con bastante tráfico a la espalda y el consiguiente ruido, que hemos tratado de amortiguar.

Estuvimos más de una hora de charla, de los que he extractado solo 34´ (de nada), rellenamos las tazas unas cuantas veces y si no llega a ser por más compromisos que ambos teníamos, gastamos un par de baterías más de las cámaras.


Aunque parece que lleva media vida en política, esta es su segunda legislatura, antes de esto, además de trabajos para pagar facturas (que de esos hemos tenido todos), se dedicó principalmente al mundo audiovisual (licenciado en la materia), así que antes de estar ante las cámaras ha pasado muchísimo tiempo detrás de ellas. Te invito a que busques en Youtube algún corto suyo, merecen la pena y seguro que la ambientación de alguno hasta te resulta familiar.


Una curiosidad, el tío es cinéfilo pero “con papeles”, vamos, que cuando le pedí que me recomendara una película, dio en la diana de Los Oscars (antes de que fuese la ceremonia, claro).


Creo que la charla se te hará hasta breve, créeme que me ha costado recortarla porque los dos cascamos… ¡por los codos! Ya me dirás qué tal.