Un ‘hat-trick’ de Ezequiel Lamarca devuelve la sonrisa a un Salerm que golea con brillantez al Coria (4-1)

64
Ezequiel Lamarca pugna por un balón con un rival. Foto Tino Navas.

El Salerm se congració con el triunfo tras derrotar con claridad al Coria en su regreso a la competición en el Estadio Manuel Polinario tras la jornada del descanso del pasado fin de semana. Tenía la obligación el conjunto de Diego Caro de mejorar su imagen respecto al último envite frente al Castilleja, y el equipo se afanó para ello, aunque delante encontró un equipo que en los primeros minutos se empleó con intensidad y con ganas de darle un disgusto a los locales, algo que efectivamente ocurrió a las primeras de cambio, tras una mala salida de balón de la defensa local, que aprovechó Rafa Toro para filtrar un pase en diagonal a Juanito, quien libre de marca, dribló a Cristian Agredano para subir el 0-1 al marcador.

Los viejos fantasmas de anteriores partidos sobrevolaron por el coliseo rojinegro, pero esta vez el cuadro pontanés supo reaccionar con rapidez. Cuatro minutos después del tanto del Coria, un saque de esquina del Salerm acabó con el esférico en los pies de Yona, este asistió a Gato por la banda derecha para poner un centro envenenado que Melli no atajó, quedando el balón a los pies de Salva Vegas, quien cedió hacia atrás para que Ezequiel Lamarca anotara sin oposición. El gol del empate dio alas a los pontanenses que, poco después, culminaron la remontada. Salva Vegas, siempre generoso en la entrega y en el esfuerzo, le robó la cartera a un defensor pugnando por un balón dividido, se adentró hasta el área y asistió a Lamarca, aunque su pase fue interceptado por la zaga,  cayéndole el rechace y definiendo con calidad para conseguir el 2-1, un tanto que ahuyentaba los nervios y daba al equipo la tranquilidad que necesitaba.

Pese a la ventaja local, el Coria no se resignó y trató de acercarse con relativa timidez al marco de Cristian. Primero lo probó Rafa Toro con un disparo que atajó el meta, después su compañero Diego con otro potente lanzamiento desde fuera del área que obligó al cancerbero local a emplearse a fondo, aunque quien estuvo más cerca del empate fue Juanito, tras ejecutar con maestría un libre directo que rozó el poste. Mientras tanto el Salerm replicó con algunas ocasiones claras, como un riguroso gol anulado a Lamarca en una polémica acción, y sendos testarazos de Salva Vegas, que en ambas ocasiones encontraron la respuesta de Melli.

Salva Vegas remata de cabeza un servicio desde la izquierda de Lamarca. Foto Tino Navas.

Tras el paso por los vestuarios el partido seguía abierto. El equipo pontanés trataba de contemporizar con el resultado e intentaba estirarse para sentenciar el choque, frente a un Coria que sorprendió por su escasa mordiente ofensiva. Los rojinegros comenzaron a ganar la partida en el centro del campo con la presencia de Yona, Germán y Migue García, y también mejoraron en la presión sobre la salida de balón con la entrada del camerunés Chenkam. Esa situación provocó que los pontanenses empezaran a acumular ocasiones de gol y, tras un par de avisos llegó el tercero. Carmona recuperó en el centro del campo, montó un rápido contraataque y Ezequiel Lamarca no perdonó con un remate cruzado que significó el 3-1, con apenas veinte minutos por jugar. El partido tomó color local y acabó por tornarse definitivamente rojinegro con la sentencia, en el minuto 78, tras cabecear nuevamente Ezequiel Lamarca un saque de esquina botado por Yona, en lo que significó el ‘hat-trick’ del delantero cordobés, quien tuvo el 5-1 y cuarto personal en su haber en el tiempo de descuento, con un mano a mano en el que el balón acarició el poste.

Ezequiel Lamarca celebrando su hat-trick. Foto Tino Navas

Al final, clara y merecida victoria pontanesa para demostrar que lo del Castilleja fue un accidente, y colocar al equipo nuevamente en la zona alta de la clasificación del subgrupo, empatado a puntos con el Ciudad de Lucena.