El proyecto de remodelación del Mercado de Abastos incluirá una zona central de gastro-bar y la creación de un espacio cultural

72

El salón de Plenos del Ayuntamiento de Puente Genil ha sido el lugar elegido para presentar las líneas generales de la actuación de reforma integral del Mercado de Abastos y su entorno que se acometerá a lo largo de los próximos meses, un proyecto enmarcado dentro de las ayudas concedidas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para apoyar al sector comercial, e incluido en una de las tres líneas de ayudas del Plan de Recuperación 2021, financiadas con los fondos de recuperación Next Generation EU.

Tal y como explicó el alcalde, Esteban Morales, el proyecto está encaminado a la modernización y transformación digital del comercio de cercanía local -incluido el mercado de abastos y la mejora de su entorno- con una inversión que ronda el millón de euros, de los que el 80% serán aportados por la UE, y el 20% restante por el Consistorio. La iniciativa se vertebra en tres ejes principales de intervención: transformación digital del comercio y de los canales de comercialización y mejora de la experiencia de compra del usuario online, adecuación y reforma interior del edificio, y adecuación y mejora del entorno. “Este proyecto responde a las necesidades que teníamos porque estábamos viendo que se estaba perdiendo competitividad y creemos que esta remodelación, a partir de este proyecto, puede suponer un gran impulso a nuestro comercio”, argumentó el regidor.

Sobre el proyecto como tal, el arquitecto Francisco Gómez, encargado de la redacción del mismo, indicó que el Mercado de Abastos “es un edificio histórico y protegido, pero está al 30% de funcionamiento rodeado de un entorno completamente degradado”. “Hicimos un estudio de la situación de los puestos de la plaza y planteamos una reordenación del espacio, con lo cual el planteamiento es dividir el recinto en tres zonas, una primera, la más cercana al Paseo del Romeral, que seguirá con los puestos tradicionales; una segunda, correspondiente a la parte central del edificio, que se concebirá como espacio gastronómico (gastro-bar), con espacios para la colocación de mesas y sillas para el consumo de productos locales y del propio Mercado de Abastos; y una tercera, a modo de anexo, que utiliza la actual zona dedicada a almacén, con fines de servicios y comunicación, a fin de crear un espacio cultural a semejanza del funcionamiento de la extinta Sala Cultural Matallana”. Gómez señaló que los diferentes espacios del recinto pueden utilizarse como unidad o independientes, lo que da un carácter más polivalente si cabe al proyecto, a lo que habría que sumar también una actuación urbanística entre esta zona y la calle Cruz del Estudiante.

En la misma línea, Javier Navarro, explicó que el concepto de gastro-bar es novedoso en Puente Genil “pero en este caso va a estar muy ligado al producto local por el mero hecho de consumir allí nuestros propios productos locales, los que se venden en el Mercado”. “Además, con la zona cultural estamos apostando por algo diferente y distinto dentro de la oferta de ocio que tenemos en la localidad y que también puede estar ligada a la gastronomía con numerosas actividades”, puntualizó.

El proyecto contaría con una inversión de 550.000 euros para la remodelación del edificio, 240.000 euros para las intervenciones urbanísticas en las calles aledañas, y 150.000 euros para la modernización del comercio mediante el uso de tecnologías digitales. El plazo de ejecución de las obras será de unos cuatro o cinco meses, siendo obligatorio que el proyecto finalice el 31 de diciembre de 2023.