Laura Rivas canta con Sebastián Yatra, la crónica de un éxito

277

La pontanesa Laura Rivas ha tenido una oportunidad única de cantar a dúo con uno de los artistas internacionales del momento: Sebastián Yatra, una bonita noticia, con una historia detrás que merece la pena ser contada, pero esta vez vamos a contarlo desde el punto de vista de su padre, que sí, que objetivo no va a ser ni en broma, pero desde luego nos da una perspectiva única y emocionante… Así que le paso el teclado a Manolo y que nos cuente él.

«A ver, te hago una crónica desde el día 23 de junio, que era mi cumpleaños y mi hija me había regalado unas entradas para el Starlite de Marbella, me dijo que era una sorpresa y me prohibió averiguar a quién íbamos a ver; naturalmente no hice caso, lo miré, aparte de por la curiosidad que me comía por dentro, porque 3 días después era el cumpleaños de Laura y supuse que el artista también le gustaría a ella, ya sabes, eso de los regalos de ida y vuelta, que mi hija otra cosa no, pero no tira nunca sin bala.

Una vez averiguado quién era, pongo en marcha la máquina de cumplir sueños ajenos, que no es otro que Tony Aguilar (amigo íntimo desde la infancia) y le pedí si podía ser que hiciera las gestiones para que ella le conociera en persona a modo de su regalo de cumple.

Tony, que para estas cosas nunca tiene un no por respuesta, movió hilos y el mismo día de mi cumple, me llama a las 8 de la mañana para felicitarme y mi regalo es el mismo que para ella: conocer en un Meet&greet privado a Sebastián Yatra. El mismo día del concierto, tomando algo por Marbella con Laura, le damos la sorpresa su madre y yo: «esta noche conoces a tu ídolo». Te puedes hacer a la idea de cómo se puso y la verdad, yo más ancho que largo.

Tiramos para el concierto un rato antes para conocer a Sebastián y cuando estábamos en el «backstage» hablando con él, Laura le pide cantar una canción muy especial para ella, él le pregunta que si es cantante y ella le cuenta que está intentando abrirse camino en el mundillo y que usa siempre sus canciones para los castings a los que va. Sebastián le pide que le cante algo y se sorprende con su voz y llama a la gente de su equipo para que la oigan y la graben: «mira qué voz mas dulce, no me digáis que no merece la pena escucharla»… Y ahí, de sopetón, le propone que si se atreve, salga al escenario y lo acompañe cantando ese mismo tema, aunque ahí no podía hacerse porque tendría que hacer hecho las pruebas de sonido, así que nos emplaza para el concierto que tiene en el auditorio Rocio Jurado en Sevilla. Ni que decir tiene que a Laura le falta tiempo para decir que sí.

Quedamos pendientes de una llamada de algún miembro de su equipo, pero… la llamada no llegó; parece que hubo un problema al coger su número y como nosotros no teníamos manera de contactar con ellos yo veía que perdíamos la ocasión, así que me tocó volver a incordiar a Tony (que un día de estos me deja de coger el teléfono, seguro). Cuando por fin consiguió hablar con alguien del equipo ya no llegábamos con hora de las pruebas de sonido y sintiéndolo mucho, no podían hacer nada. Laura se dio una panzada de llorar increíble; la oportunidad de su vida echada por tierra por un error tonto.

Tony por su parte siguió, como siempre, intentando encontrar la fórmula y también como siempre, lo consiguió. Sebastián daba un concierto en Benicasim (Castellón) y allí presenta y ejerce de director musical Tony, así que jugaba en casa.

Madrugón al canto y para allá que nos fuimos, que la prueba de sonido era a las 11 de la mañana y para evitar imprevistos salimos a las mil de la noche. Cuando llegamos al festival nos tenían listas las acreditaciones para toda la familia de la artista, con camerino privado totalmente equipado y en este caso reconozco que lo que más agradecí en ese momento es que teníamos acceso ilimitado a bebidas y snacks (que me lo había ganado, oye).

Laura estaba como si llevase allí toda la vida y fuese lo más normal del mundo para ella, totalmente integrada, con Ana Mena (encantadora con nosotros) en el camerino de al lado y dispuesta a cantar ante 15mil personas, ¡casi nada!

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Laura Rivas🤍🎤 (@soylaurarivass)

De todos modos, Sebastian estuvo hablando con ella antes de salir a cantar para calmarla: «tú olvídate de todo, hazlo como sabes y disfruta de la canción, que es tu momento» y eso hizo… El resto, es historia, imagínate lo que es ver a tu hija cumpliendo su sueño después de tanto intentarlo, tenerla a 5 o 6 metros e intentar sujetar el teléfono derecho porque me temblaban hasta las pestañas. Y lo más «cachondo del momento», miro a un lado y me encuentro a Tony grabando también con el móvil, con una sonrisa de oreja a oreja y casi más emocionado que yo; en cuanto terminó y nos abrazamos era imposible contener las lágrimas. No voy a saber nunca cómo darte las gracias Tony.

La actuación salió espectacularmente bien, me encuentro a Ana Mena emocionada por cómo lo había hecho Laura y por lo bonito del momento «esto me ha recordado a mis primeras actuaciones con mi padre tras el escenario».

Si todo se queda aquí, «que nos quiten lo bailao», pero creo que esto puede ser un punto de inflexión en la carrera de Laura, este mismo fin de semana actúa en Valencia y a la vuelta en Jaén.»

ARTÍCULOS RELACIONADOS