Ciberdelincuencia en Puente Genil: Atentos en la RED, que el caco nos acecha…

594

Ni que decir tiene que cada vez somos más los que trabajamos, compartimos, compramos, vendemos, consultamos y un sinfín de acciones más por la red. Pero hay que tener precaución a la hora de hacerlo, puesto que existen muchos estafadores en la red que pretenden ganar dinero y obtener datos personales a costa de tu confianza. Pues lo mismo que nosotros nos actualizamos constantemente, los ciber cacos están ahí para aprovechar todo este caudal de datos y contraseñas, con un único fin, beneficiarse a costa nuestra obteniendo, normalmente, un botín económico.

Hoy en día, prácticamente lo hacemos todo por Internet, pagar la hipoteca, recibos, comprar ropa, calzado, redes sociales… todo está en la red, al alcance de todos, sólo hay que saber como obtener dicha información, lo que mas demandan y roban son los datos bancarios, contraseñas, correos electrónicos, e incluso suplantan nuestra identidad en redes sociales…

«Normalmente los ataques en la red van buscando un beneficio económico directo»

Este tipo de delitos se han incrementado en los últimos meses en Puente Genil, seguramente que alguno de nosotros conocemos a alguien que le ha ocurrido algo en la red, como existen varios tipos, paso a enumerar algunos de los más comunes, porque nunca está demás conocerlos para intentar, en la medida de lo posible caer en el engaño. Aunque como vais a ver, no todo está en nuestras manos, algunos tipos de estafas no podemos evitarlos.

Phising

Es una de las técnicas más utilizadas por los estafadores en Internet y sirve para averiguar tus datos bancarios o tus contraseñas. El funcionamiento es sencillo. Te envían un mensaje de correo electrónico en el que se hacen pasar por una entidad bancaria, una red social o cualquier empresa que ofrezca servicios o productos y que sea conocida. En este correo, te piden que rellenes algunos datos o que los actualices, accediendo a un enlace en particular. Si accedes a este enlace, verás que es una página web que es muy parecida a la que tiene la empresa en cuestión.

Por ello, muchas personas caen en la trampa y dan sus datos pensando que se lo están dando a la empresa de la que son clientes, cuando en realidad se lo están dando a estafadores. La mejor forma de ver si es real o no, es viendo desde que dirección de correo electrónico te han enviado ese email. Simple y sencillo. Verás como son cuentas no corporativas y que no tienen nada que ver con la empresa en cuestión. Además, normalmente suelen enviarte un texto que han traducido de otro idioma y que tiene faltas de ortografía o frases sin sentido y, si accedes al enlace que te envían, podrás ver que la web a la que te lleva tiene una dirección diferente a la de la empresa que suplantan, y por supuesto, no tiene el certificado HTTPs.

Pharming

Se trata de una variante del phising en la que, en vez de enviarte un correo electrónico, lo que hacen es aprovechar una vulnerabilidad en la página web real de la empresa para poner un enlace a su página web fraudulenta. Si estás navegando por una página web y al pulsar sobre un vínculo, te lleva a una dirección web que no tiene como raíz la de la empresa, sospecha. Existen también varias páginas webs en Internet en la que puedes consultar información sobre las empresas que hay detrás de los sitios webs, como el servicio de Transparencia de Google.

Vishing o SMishing

Se trata de otra variante de phising, en la que entra se hace phising a través de una llamada telefónica (voice + phising) o a través de un mensaje corto (SMS + phinsing). En éstos, se incita a la víctima a que llame a un número de teléfono para entrar en un sorteo, obtener los beneficios de una oferta o recibir un regalo. En este caso, para averiguar si se trata de una estafa se han creado múltiples páginas webs que recogen la información de otras personas que han tenido alguna clase de contacto con ese número de teléfono.

Carding

En este tipo de estafa se realiza un uso no autorizado de tu tarjeta de crédito, cuenta bancaria u otra información bancaria. Estos datos suelen obtenerse a través de phising o de ventas fraudulentas (artículos inexistentes o muy por debajo de su precio habitual, entradas a eventos a bajo precio, imitaciones de artículos, etc.). Al tener tus datos bancarios, puede realizar cargos y operar libremente con ella hasta que el titular se de cuenta y la anule.

No se trata de aprendernos los nombres, si no la manera de proceder en cada tipo de estafa.

Existen otros muchos más tipos de estafas, como son:

Alquileres de viviendas vacacionales, donde tratan de engañar prometiendo una vivienda inexistente a un precio muy por debajo de lo normal.

Compras online, Las tiendas online deben cumplir con unos requisitos legales como información sobre la empresa y textos legales (Política de privacidad, términos y condiciones, etc.) Sospecha si no encuentras esa información o si notas que está mal redactada.

Estafas sentimentales, desconfía de la persona, que te solicita dinero para arreglar papeles, visados o negocios muy rentables.

Donaciones a la caridad o para ayudar tras desastres naturales, Suelen aparecer muchas estafas de este tipo tras un desastre natural. Se aprovechan de ello para hacerse pasar por una ONG, incluso en algunos casos utilizan los logotipos de ONGs conocidas, para pedir donaciones.

Falsas ofertas de negocio, la más frecuente se trata de un trabajo desde casa, bien remunerado y que no necesita experiencia alguna, pero que te piden dinero desde el principio.

Aviso del falso virus, Se trata de un banner que te avisa de un falso virus o vulnerabilidad y en el que te lleva a la página de descarga de un software que te promete eliminar ese virus de tu ordenador.

Falsas multas, Te envían un correo electrónico en el que aseguran que has realizado alguna actividad ilegal, como descargar películas, canciones o libros, o haber entrado en alguna página con contenido ilegal, y que debes pagar una multa por ello.

Estas son algunas de las más comunes, pero existen otras muchas, pues el ingenio de estos indeseables no para nunca.

¿Cómo evito caer en una estafa en la red?

Os dejo una serie de recomendaciones y precauciones a tomar:

  • Infórmate. Antes de hacer cualquier compra, lee opiniones de otras personas y busca información sobre esa empresa. Si encuentras cualquier cosa sospechosa o no encuentras nada de información, no compres ahí.
  • Desconfía cuando el precio sea mucho más bajo de lo habitual. Tómate tu tiempo para investigar la veracidad de esta empresa y del producto antes de tomar una decisión.
  • Asegúrate de que cumplen con la legalidad. Todas las páginas web y tiendas online deben cumplir con la Ley Oficial de Protección de Datos, por lo que deberás tener la opción de consultar su Política de Privacidad para ver qué hacen con los datos que les proporcionas.
  • Verifica la identidad del sitio web antes de acceder a él y si accedes, mira si tiene instalado el certificado de sitio web seguro (aunque el hecho de que aparezca como seguro no quiere decir que lo sea, puesto que se puede hackear).
  • Acude a la fuente oficial. Si recibes un mail sospechoso, accede a través de la página web real de esa empresa o banco y consulta tus datos, en vez de hacerlo por el enlace que te envían.
  • Utiliza tarjetas de prepago, especiales para Internet o en las que tengas poco dinero.
  • Consulta tus movimientos bancarios tras una compra online, es la forma más rápida de detectar si hay algo sospechoso.
  • Guarda las facturas de todas tus compras y los correos electrónicos de confirmación de tu pedido.

¿Y si soy víctima de una estafa en la red?

Si has sido víctima de una estafa, debes recopilar todos los datos posibles de la estafa (dirección web, correo electrónico o mensaje, factura, datos de la empresa, …) y denunciar la estafa ante la Guardia Civil o la Policía lo más rápido posible, puesto que algunas empresas fraudulentas se mueven de una dirección web a otra con frecuencia para evitar las denuncias.

También puedes acudir a la Oficina del Consumidor a denunciar los hechos.

Espero que os haya resultado útil este artículo y para dar más valor al mismo, sería interesante que las personas que hayan sido víctimas de este tipo de delitos y lo deseen, compartan con nosotros sus experiencias.

¿Has sido víctima de alguna estafa de Internet?

¿Qué es lo que hiciste?

¿Recuperaste tu dinero?

¿Solucionaste el problema?

Cuéntanos tu experiencia, porque compartir es aprender.