Comerciantes de la zona centro se unen a las quejas vecinales y piden medidas para erradicar el botellón

304

Las quejas vecinales por las molestias causadas a raíz de las aglomeraciones de personas en el entorno de los establecimientos de hostelería situados en la zona central de la Avenida Manuel Reina, durante las pasada fiestas navideñas, han vivido un nuevo episodio en la mañana de este martes, ya que los comerciantes de la zona se han sumado a las protestas de los vecinos denunciando públicamente la situación y mostrando su hartazgo ante la, a su juicio, pasividad de las autoridades, a las que acusan de no adoptar las medidas necesarias para acabar con el botellón en pleno centro de la localidad.

En el transcurso de una rueda de prensa, una de las representantes de los comercios afectados, Rocío García, explicó que se ha presentado en el Ayuntamiento en torno a una veintena de firmas acompañando a un escrito en el que se denuncia la dejadez de funciones por parte del alcalde por no dar solución a un problema que “está perjudicando nuestra actividad económica, puesto que no se controlan ni los aforos ni las distancias, y ese botellón hace que personas de otros municipios tengan temor a venir a Puente Genil”. “Hay personas ebrias, hay peleas y algunos establecimientos las hemos sufrido, puesto que se han iniciado en la calle y han acabado dentro de nuestro comercio, con el pánico de los clientes”, dijo Rocío García, quien puso de manifiesto que “luego está el caso de los vecinos, que no pueden descansar”. “Nos sentimos desamparados puesto que las autoridades no nos dan ninguna solución”, afirmó la portavoz del colectivo, quien añadió que “ningún representante del equipo de gobierno se ha dignado a hablar con nosotros” apuntando directamente en sus críticas al alcalde, por ser el máximo responsable.

Preguntada por las recientes declaraciones del concejal de Seguridad, José Antonio Gómez, en las que afirmaba que los agentes de la Policía Local habían sancionado durante la pasada Navidad a varios de los establecimientos de hostelería infractores, en la mayoría de los casos por exceso de aforo en las terrazas, Rocío García afirmó que “la Policía Local ha hecho acto de presencia, pero ellos sólo pueden levantar acta”. “Entendemos que no hay que llegar al punto de generar el botellón, antes tienes que ser previsor y si viene la campaña navideña, vamos a pedir a los hosteleros que delimiten terrazas y aforos, que lo cumplan, y que si no, se atengan a lo que pueda ocurrir. No queremos que cierre nadie, pero que si hay unas normas nadie tiene que estar por encima de otros”, señaló. “Lo que no se puede es montar un botellón en la zona comercial y residencial, y es ahí donde el equipo de Gobierno debería hacer hincapié”.

En este punto, Francisco Navas, como vecino afectado, explicó el caso de una vecina que vio como la pasada Navidad un amplio grupo de unas 30 personas o más entraba a su portal para orinar. “Cuando no se respetan las normas cívicas de convivencia todo vale, y eso no puede ser, necesitamos respetarnos y eso es lo que exigimos al equipo de Gobierno, que trabaje para ello. Nosotros no queremos problemas con nadie, y nadie quiere problemas con nosotros, vamos a llevarnos bien, y que este pueblo no tenga fama de borrachos ni de aglomeraciones en las que se permite todo. Llamar por teléfono no sirve de nada, hay que exigir a los que cobran porque le exijamos”, precisó.

“Estas situaciones deben advertirse por los responsables, el vecino no tiene que estar constantemente llamando o yendo al ayuntamiento, y los que tienen que estar para estas cosas, las tienen que solucionar, ya que de haberlo hecho se habrían evitado conductas incívicas, como una de las más recientes que se presentó aquí un señor con dos altavoces y bebidas, aprovechándose de la situación”, concluyó.