CSIF alerta de la elevada cifra de profesionales de la sanidad pública andaluza contagiados, y pide más protección

85

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía, primera fuerza sindical en la Administración Pública y con presencia creciente en la empresa privada, ha alertado sobre la elevada cifra de profesionales del sistema sanitario público andaluz contagiados por Covid-19, que está casi 8 puntos por encima del porcentaje a nivel nacional.

CSIF Sanidad, que es la primera fuerza multiprofesional del Servicio Andaluz de Salud (SAS), ha reclamado que “sin más demora” se facilite a los profesionales los medios de protección necesarios para frenar esta “preocupante propagación del virus entre el colectivo que –ha recordado- es el que trabaja en primera línea para preservar la salud y la vida de la población afectada en estos difíciles momentos”.

En concreto, según las cifras trasladadas en las últimas horas por el consejero, Jesús Aguirre, ha habido 649 profesionales sanitarios contagiados, de los más de 3.000 positivos detectados en total en Andalucía, lo que representa un 21,5%. Este dato está casi 8 puntos por encima del registrado a nivel nacional, del 13,6%, correspondiente al martes 24 de marzo.

Igualmente, CSIF Andalucía teme que cuando comiencen a realizarse los test rápidos de detección del Covid-19 entre los sanitarios de forma masiva, el porcentaje de contagio de este colectivo profesional “se dispare aún más”. La central sindical denuncia “el sentimiento de desamparo que tienen en estos momentos los profesionales de la salud”, ante la falta de elementos de prevención para evitar el contagio del virus. “Los profesionales están desbordados y haciendo un esfuerzo titánico para responder a esta emergencia con una enorme profesionalidad y entrega”, mantiene.

El sindicato subraya, además, que muchos de los trabajadores y trabajadoras del sistema sanitario público han tenido que recurrir a elaborar sus propios equipamientos de protección “totalmente artesanales”. “Los profesionales necesitan disponer de los elementos básicos para la protección de su salud, la de sus familias y la de la ciudadanía a la que atienden y en eso las autoridades sanitarias les están fallando”, ha concluido.