El Plan de Navidad de Sanidad: un máximo de 10 personas en reuniones; cierres perimetrales y viajes ‘sólo para regresar al domicilio’

156

Cierres perimetrales, un máximo de 10 personas en reuniones – incluido los niños- y viajes para reunirse con la familia, pero no con fines turísticos, es el plan de Navidad que el Gobierno tiene previsto plantear a las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se va a debatir en la tarde de este miércoles.

Entre esas medidas, habrá toque de queda los días 24 y 31 de diciembre, Nochebuena y Nochevieja, fijándose a la una y media de la madrugada como máximo, pero sólo para regresar al domicilio y «nunca» para desplazarse a otros encuentros sociales.

Según el texto que se va a debatir, entre el 23 de diciembre de 2020 y el 6 de enero de 2021, las comunidades autónomas y ciudades autónomas harán efectiva la limitación de la entrada y salida en estos territorios, salvo para aquellos desplazamientos, adecuadamente justificados que se produzcan por alguno de los motivos previstos, así como para los desplazamientos a territorios que sean lugar de residencia habitual de familiares o allegados del desplazado, cumpliéndose en todo momento los límites a la permanencia de grupos de personas que sean aplicables.

En todo caso, estas medidas podrán variar según la situación epidemiológica de los territorios. El Plan contempla la prohibición de eventos presenciales con elevada afluencia de público, como sería el caso de las Cabalgatas de Reyes, salvo que se garantice el cumplimiento de lo establecido en el documento de Recomendaciones para eventos y actividades multitudinarias en el contexto de nueva normalidad por COVID-19 en España.

Las actividades navideñas tradicionales que se celebren en cines, teatros, auditorios, carpas de circo o similar se realizarán respetando el aforo previsto en la comunidad o ciudad autónoma correspondiente. Cuando sea posible, se recomienda que las actividades se realicen al aire libre y siempre garantizando que se cumple la distancia de seguridad para minimizar el contacto entre los asistentes. En relación a las ceremonias religiosas en espacios cerrados, se podrán seguir celebrando de acuerdo a las normas de aforo establecidas en cada comunidad autónoma, si bien se aconseja evitar cánticos y utilizar música pregrabada. También se deberán evitar las muestras físicas de devoción o tradición.