El Pleno aprueba la creación de una “mesa local de reconstrucción” como respuesta a la crisis del Covid-19

33

La creación de una mesa local de respuesta social a la crisis del Covid-19 fue uno de los puntos más destacados de la sesión plenaria de la Corporación Municipal celebrada en la Casa de la Cultura “Alcalde Manuel Baena Jiménez”, la tercera en apenas un mes, en la que los concejales debatieron sobre diferentes asuntos de la actualidad local.

La moción propuesta por Izquierda Unida, y respaldada por todos los grupos, planteaba “iniciar los contactos pertinentes con distintas entidades y organizaciones de intervención social de Puente Genil, así como con representantes de colectivos juveniles, asociaciones de vecinos, sindicatos, asociaciones de empresarios y comerciantes, asociaciones de mujeres, asociaciones de inmigrantes y otras organizaciones; con el fin de acordar la constitución y puesta en marcha de una Mesa Local para la Respuesta Social a la Crisis del COVID-19, que además integre áreas municipales como Participación Ciudadana, Juventud, Desarrollo, Seguridad e Igualdad”.

Durante el debate, Jesús David Sánchez (IU) defendió la necesidad de “hablar con los colectivos para crear un espacio de participación y de respuesta ante la crisis sanitaria”. Por su parte, la concejala de Servicios Sociales, Pepa Ramos (PSOE) anunció el voto favorable de su grupo, pero siempre que se entendiese la propuesta como creación de una ‘mesa de reconstrucción’, lamentando que IU hubiese querido ligar la mesa “a los recursos económicos y una fiscalización que no se puede hacer desde servicios sociales porque ese trabajo le compete única y exclusivamente a los trabajadores de servicios sociales”. La moción también contó con el voto favorable de C’s y de los concejales del PP, que aunque inicialmente se posicionaron en la abstención, posteriormente votaron a favor, al incluirse como integrantes de la mesa a los partidos políticos.

El alcalde, Esteban Morales, se felicitó por el voto favorable de todos los grupos “ya que la mesa de reconstrucción estará abierta a todo aquél que quiera trabajar en la búsqueda de mejores soluciones para paliar situaciones de vulnerabilidad”. “Estamos abiertos a sumar líneas de trabajo y propuestas, pero en contra de que haya entidades que quieran estar en ella para controlar lo que se está haciendo desde servicios sociales”, advirtió el regidor en su intervención.

También salió adelante la moción conjunta presentada por PSOE e IU, apoyada también por C’s y PP, para declarar Puente Genil “municipio libre de LGTB fobia como compromiso institucional por el bienestar de lesbianas, gais, personas trans y bisexuales y contra los delitos de odio, el acoso y la violencia contra cualquier persona por su identidad de género, su expresión de género, su orientación afectivo-sexual y su diversidad familiar, para hacer de nuestro municipio un lugar más seguro para todo el colectivo”.

La moción incluía varios puntos de acuerdo, entre ellos, “contribuir, en las competencias que le son propias a este ayuntamiento, al desarrollo y aplicación de todas las medidas previstas en la legislación vigente contra toda discriminación por orientación afectivo-sexual, identidad de género, expresión de género y diversidad familiar, con la finalidad de erradicar de nuestra sociedad cualquier tipo de LGTBfobia en el ámbito familiar, escolar, laboral, social y/o político; seguir mejorando con todos los medios necesarios la educación y sensibilización social para el reconocimiento de la igualdad social y real, así como para el respeto a los derechos de lesbianas, gais, personas trans y bisexuales; realizar una campaña de denuncia contra la homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia, así como en favor de la diversidad afectivo-sexual y familiar, comprometiéndose a poner en marcha un programa específico de medidas para erradicar la LGTBfobia y en favor de la diversidad; y, por último, trabajar en la nueva realidad que nos ha traído el Covid-19 para construir una sociedad más justa e igualitaria”.

De igual modo, salió adelante por unanimidad la moción presentada por el PP para instar al Gobierno de España a proporcionar información detallada a las entidades locales y a las comunidades autónomas sobre el ingreso mínimo vital y a garantizar que las administraciones que lo tengan que gestionar cuenten con recursos suficientes”.

Durante el debate, Sergio Velasco (PP) indicó que “los servicios sociales están teniendo una enorme carga de trabajo como consecuencia de la crisis, y el hecho de tramitar más expedientes puede suponer una carga mayor para los técnicos” de ahí la necesidad de contar con los recursos adecuados para gestionarlos. En la misma línea, Chencho Moreno (C’s) dijo estar de acuerdo con la propuesta “porque es lógico que el trabajo que genera la tramitación de las ayudas pueda desbordar a los servicios sociales de los municipios”, de ahí que sea positivo “agilizar los trámites para que los recursos vayan a las familias”. Jesús David Sánchez (IU) se mostró partidario de “mejorar las condiciones de la mayoría, y de que haya menos gente vulnerable”, recalcando el hecho de que haya que “reclamar recursos para que los ayuntamientos puedan gestionar las ayudas”. Por último, Pepa Ramos (PSOE) completó la buena sintonía de todos los grupos en este punto, posicionándose a favor de la moción, puesto que “si hay más trabajo y una avalancha de demanda solicitando ayudas y prestaciones, tenemos que estar a favor de que se refuercen los servicios sociales”.

Otros puntos aprobados durante el Pleno fueron la propuesta de suspensión de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por ocupación del uso público con mesas y sillas con finalidad lucrativa hasta el 31 de diciembre de 2020, así como la propuesta de suspensión parcial de la ordenanza relativa a la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público local en mercados de abastos, mercado de retales y lonja, también hasta el 31 de diciembre; en ambos casos con motivo de las consecuencias que ha supuesto para los sectores afectados la declaración del estado de alarma y la gestión de la crisis sanitaria. Del mismo modo se aprobó por unanimidad la nueva ordenanza municipal de caminos rurales, tras tenerse en cuenta parcialmente algunas alegaciones presentadas por Izquierda Unida.