El Pleno da luz verde a la externalización del servicio de alumbrado público

41

Con el voto favorable de PSOE y C’s, y el rechazo de PP e IU, el Pleno de la Corporación Municipal aprobó el inicio del expediente de contratación para la concesión del servicio de alumbrado público del Ayuntamiento. Durante el debate, el portavoz del PSOE y del equipo de Gobierno, José Antonio Gómez, explicó que finalizados los pliegos de prescripciones técnicas y de cláusulas administrativas donde se establecen las condiciones del contrato, es el momento de iniciar el procedimiento que acabará con la contratación de una empresa de servicios energéticos que permitirá tener en Puente Genil, en un corto plazo de tiempo, un alumbrado público completamente renovado y adaptado a las nuevas exigencias normativas.

Gómez defendió que el cambio a tecnología LED de toda la luminaria tendrá que acometerlo la empresa adjudicataria durante los seis primeros meses de la concesión, para lo cual tendrá que presentar un plan de actuación que supondrá una reducción de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera y un ahorro en consumo energético, “un aspecto muy importante, ya que no de llegarse a los niveles de ahorro establecidos, ello podría acarrear sanciones para la empresa.” El contrato tendrá una duración de 15 años improrrogables y está cuantificado en algo más de 8,1 millones de euros, que el Ayuntamiento abonará a razón de casi 541.000 euros al año. A cambio la empresa deberá hacer frente al gasto en energía, así como realizar obras de mejora en las instalaciones e invertir más de 2,5 millones de euros en la renovación de los 4.910 puntos de luz actuales del municipio y sus aldeas, así como de la actualización de los 92 centros de mando y control conforme a los exigencias normativas de seguridad y eficiencia; y la incorporación de 90 nuevos puntos de luz adicionales en aquellos lugares que el Ayuntamiento considere necesarios. “Optamos por un modelo de gestión de control y supervisión permanente, en el que la empresa gana si acomete un ahorro efectivo”, precisó.

En las intervenciones del resto de grupos, Chencho Moreno (C’s) dijo que el cambio a LED supone una mejora total en la prestación del servicio es algo que no es cuestionable, asegurando que la propuesta “va a mejorar los sistemas de gestión del gasto, incluyendo equipos de tele-gestión y muchas vías de ahorro, lo que redundará en una mejora sustancial del servicio a los usuarios”. “Desde el punto de vista de la tecnología y de eficiencia, el planteamiento no tiene dudas, por eso estamos de acuerdo con la propuesta”, señaló.

Más críticos se mostraron los portavoces de los grupos de la oposición. Así, Jesús David Sánchez (IU) apuntó que “la renovación en inversiones debe redundar en nuevos y mejores servicios, pero llegamos a esa vía después de haber hecho muchas propuestas para hacer estas políticas desde lo público, y ustedes solo llegan a esa conclusión cuando externalizan dichos servicios”. Sánchez lamentó la negativa del equipo de Gobierno a sus propuestas en esta materia, y le acusó de “recuperar el servicio de agua desde lo público al tiempo que privatizan el servicio de luminaria”. “El problema es que ustedes no controlan las concesiones, así que entiendan nuestra desconfianza”, precisó Sánchez, quien añadió que “este ayuntamiento ha suscrito muchos préstamos y nos han hablado de superávit, pero si hubieran planificado adecuadamente, tendríamos medios propios, una luminaria más moderna y un ahorro para dedicarlo otras cosas”.

Por su parte, el portavoz municipal del PP, Sergio Velasco, explicó que el plan del equipo de Gobierno “es una iniciativa que no ahorra ni un euro a las arcas municipales, y además genera un coste fijo al valor de referencia”. “El coste del consumo eléctrico para el ayuntamiento será el mismo que fue en 2017 para los próximos 15 años, es un valor fijo, pero se actualizará al alza, con costes adicionales, es decir, no solo no ahorramos nada, sino que tendremos un incremento de costes de 150.000 euros anuales asegurado durante los próximos 15 años”, afirmó. Velasco reprochó al Gobierno municipal una ‘pésima y descontrolada’ gestión del alumbrado público en la última década, y mostró su rechazo a los contenidos del pliego de condiciones de la concesión. “Hay otras formas de actuar, solicitando una consultoría energética, presentando un proyecto detallado de las inversiones, contando con asistencia técnica de la Diputación y gestionando subvenciones para tener ayudas de diferentes instituciones. Lo último era hacer la licitación, pero ustedes lo han hecho lo primero, sin un trabajo anterior”, concluyó.

Para cerrar, el alcalde, Esteban Morales, indicó que “hay una garantía total en el contrato, de tal manera que desde el minuto uno de la firma y durante los 15 años siguientes, la única responsable es la empresa adjudicataria, que tiene que mantener todos los puntos de luz de manera óptima, y eso es importante que lo conozcan los ciudadanos”. “Personal especializado, garantía absoluta, y un cambio total en la iluminación durante los próximos seis meses, es lo que van a ver los vecinos de Puente Genil y sus aldeas de ahora en adelante”, dijo el regidor.