IU pedirá a Diputación que inste a la Junta al arreglo de la carretera A-3133 que une Puente Genil con La Rambla

111

El grupo provincial de Izquierda Unida en la Diputación de Córdoba ha anunciado que llevará al próximo Pleno de la institución una proposición para instar a la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía a resolver los graves problemas que presenta la carretera autonómica A-3133, que representa “un peligro diario para la seguridad vial”. Desde IU han apuntado que el “lamentable” estado en el que se encuentra la A-3133 supone “un peligro diario para la seguridad vial. Esta carretera “presenta uno de los pavimentos y trazados más peligrosos de la provincia”, con curvas de muy escasa visibilidad, cerradas y peligrosas, con estrechamiento de la calzada.

Se trata de una carretera que en muchos casos es de obligado tránsito, ya que une los municipios de La Rambla y Puente Genil y atraviesa de norte a sur todo el término municipal de Montalbán. Conecta a las vecinas y los vecinos de estas poblaciones y además, atraviesa y enlaza con otras carreteras hacia Aguilar de la Frontera, Montilla o Santaella, Estepa o Lucena.

Del mismo modo, se da la circunstancia de que esta vía es la principal de acceso a la Planta de Tratamiento de Residuos de Epremasa, una de las mayores del Sur de España. En consecuencia, “decenas de camiones de gran tonelaje depositan diariamente los vertidos procedentes de múltiples municipios de Córdoba, especialmente de la zona Sur”, con el peligro que ello conlleva dadas las condiciones en las que se encuentra su trazado.

Por todo ello, desde IU consideran “urgente” que la administración responsable, la Junta de Andalucía, actúe en ella con una adecuación del trazado, pavimentado y eliminación de curvas, atendiendo así a “una reivindicación histórica de toda la comarca de la Campiña Sur”. Para la formación, el mantenimiento del buen estado de las carreteras y la vertebración de la provincia a través de ellas es “esencial” para combatir la despoblación en los núcleos rurales, ya que los vecinos y vecinas de los municipios necesitan de unas comunicaciones “eficientes y seguras” que les permitan desplazarse sin correr riesgos.