La empresa concesionaria de la piscina cubierta presenta alegaciones contra la rescisión del contrato

390

La empresa concesionaria de la piscina cubierta, Global Sport Group 4, ha presentado alegaciones contra la decisión del Ayuntamiento de rescindir el contrato de gestión y mantenimiento de las instalaciones. Así lo ha desvelado el portavoz del equipo de Gobierno, José Antonio Gómez, quien ha señalado que la documentación fue registrada el pasado viernes, último día del plazo fijado para ello, por lo que ahora será el Consejo Consultivo de Andalucía el que tenga que pronunciarse sobre este asunto emitiendo un dictamen, en un plazo no superior a los tres meses.

“El inicio del expediente de rescisión no tiene nada que ver con la pandemia, era por incompetencia manifiesta según el informe que teníamos sobre la mesa”, indicó el concejal, quien afirmó que “en base a ese dictamen llevaremos la resolución definitiva del contrato asumiendo lo que nos corresponda”. “Sobre el mantenimiento,  ahora estamos en el momento en el que un técnico del área de Obras tendrá que ver cómo estaba la instalación cuando se sacó el pliego de licitación, cómo está ahora mismo y cuantificar y ver si con los 41.791,31 euros que se han incautado de garantía definitiva es suficiente o no, y hay que exigirle una mayor cantidad de dinero” a la empresa.

Con respecto a los trabajadores, José Antonio Gómez dijo que los concejales de Izquierda Unida, Jesús David Sánchez y Paco García, en su comparecencia pública de la semana pasada “quisieron engañar la ciudadanía” afirmando que “la mayoría de los trabajadores de la piscina eran subrogados de cuando el servicio se prestaba por Sodepo,  cosa que es totalmente falsa”. “Allí hay tres trabajadores, máximo cuatro, que son los que todavía siguen de la etapa de Sodepo, y cómo ya dije en el pleno, tendremos que esperar al asesoramiento jurídico que nos diga efectivamente cuál es la obligatoriedad y el compromiso del Ayuntamiento. Cuando yo hablo con nuestros servicios jurídicos, lo que nos dicen es que, a día de hoy, la responsabilidad con los trabajadores es única y exclusivamente de la concesionaria, que es quien está prestando el servicio, ella será la que tendrá que decidir si tiene que despedir o no a los trabajadores, si puede darles otro servicio dentro de los que presten, o si por el contrario no tiene para prestar otro servicio y tiene que despedirlos”, aclaró Gómez, quien igualmente apuntó que “la empresa también será responsable de la indemnización, y ella será la que valore si el Ayuntamiento está incumpliendo o tiene alguna obligación, en cuyo caso se lo reclamará en estas alegaciones, se lo pondrá por escrito, denunciará al Ayuntamiento, o tendremos que sentarnos a verlo una vez que tengamos todos los informes cerrados por completo”. “Ni yo como concejal ni el alcalde decidimos qué trabajadores entran o se tienen que quedar, eso nos lo tienen que decir los servicios técnicos del Ayuntamiento, por eso pedimos a la oposición que deje de hacer cantos de sirena hacia los trabajadores, diciéndoles que el Ayuntamiento tiene la obligación, cuando, a día de hoy,  ni tiene obligación ni hay nada por escrito que nos diga que, efectivamente, esos trabajadores son del Ayuntamiento, porque eran de una empresa pública que prestaba un servicio. Eso habrá que verlo en el plazo del tiempo”, puntualizó.

Nueva réplica de IU

Las declaraciones de José Antonio Gómez han provocado una nueva respuesta por parte de Izquierda Unida, que ha hecho varias apreciaciones a las palabras del concejal. Así, el el portavoz de IU, Jesús David Sánchez, han indicado que «en ningún momento desde IU hemos dicho que la mayoría de la plantilla de la piscina cubierta sea responsabilidad municipal, si bien es cierto que en el momento de su privatización por parte del PSOE, sí era íntegramente personal de la empresa municipal SODEPO, que prestaba el servicio. Un personal que en el transcurso de la privatización perdió derechos hasta preferir renunciar a su puesto de trabajo en algunos casos; y en otros fueron despedidos sin cumplir lo previsto en contrato y teniendo que ser indemnizados por embargos de la subvención que el Ayuntamiento pagaba a la empresa manifiestamente incompetente. Es Gómez quien como es habitual, confunde acusando de confundir a los demás».

Para Sánchez «es el portavoz del PSOE y concejal de deportes quien vuelve a tergiversar cuando ahora dice que el futuro de los trabajadores de la piscina cubierta que eran subrogados de SODEPO depende de informes jurídicos, ya que en varias ocasiones desde que anunciara el expediente a la empresa, ha sido él quien ha dicho que estos trabajadores, textualmente, «quedarían en situación de desempleo», como se puede leer en varias de sus intervenciones de prensa, sin hablar entonces de asesoramiento laboral alguno. Y vuelve a jugar al despiste el señor Gómez de manera interesada cuando dice que estos trabajadores no son responsabilidad del equipo de gobierno que los traspasó a una empresa privada porque «no son del Ayuntamiento sino de una empresa pública», porque esa empresa pública, SODEPO, es una empresa municipal que se rige por los mismos principios que el resto».

«Desde IU seguimos esperando que, en lugar de defenderse atacando, el Sr. Gómez pida disculpas a trabajadores y usuarios de la piscina cubierta por su incompetencia política durante años al respecto, incompetencia que está recogida en las actas de la comisión de seguimiento de la piscina, en los cuales como concejal de deportes no intervino en una sola ocasión durante años mientras la situación empeoraba. En lugar de confundir y buscar por media Andalucía empresas privadas para cederles el contrato que quieren resolver por el tiempo que resta de concesión, que abran la piscina lo antes posible readmitiendo al personal de SODEPO que ha sobrevivido en su puesto de trabajo tras años de  sufrimiento por culpa de su irresponsabilidad política», concluye el comunicado de IU.