La intervención quirúrgica al pequeño Iker López se realizará el próximo 20 de abril

281

La intervención quirúrgica prevista para solucionar los problemas de salud del pequeño Iker López se realizará el próximo martes 20 de abril en el Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz de Sevilla. Así lo ha confirmado el padre de Iker, David López, quien ha indicado que la familia ya ha recibido la notificación de los responsables del centro médico programando la operación para dicha jornada.

Iker, de ocho años de edad, se someterá a una hemisferectomía funcional, una compleja intervención consistente en extraer o desconectar el hemisferio dañado que funciona como foco de crisis epilépticas para que no perjudique al hemisferio sano. En principio, la operación iba a desarrollarse durante el invierno, pero se ha retrasado ante la imposibilidad de viajar a España del prestigioso neurocirujano mexicano Mario Alonso, quien trabaja codo con codo con los doctores Márquez y Rodríguez Uranga en esta clínica sevillana formando un exitoso equipo que ha permitido mejorar la calidad de vida de muchos niños y niñas de nuestro país. Finalmente, este especialista ha obtenido un visado temporal por espacio de unas tres semanas, lo que permitirá acometer las intervenciones quirúrgicas de varios pequeños, entre ellos Iker, afectados por problemas de salud de características similares.

El caso del pequeño Iker despertó una inmensa ola de solidaridad vecinal en Puente Genil, con una movilización sin precedentes durante el pasado mes de diciembre, en la que muchísimos pontanenses realizaron aportaciones económicas y donativos que permitieron alcanzar la costosa cifra de 50.000 euros, necesaria para sufragar la operación, algo que trascendió más allá de la localidad, y que fue canalizada a través de la plataforma “Todos somos Iker”.

Desde entonces, Iker se ha sometido a diferentes pruebas médicas previas a una intervención quirúrgica que será compleja y se prolongará durante varias horas. Vaya desde aquí nuestros ánimos al pequeño, así como a sus padres, David e Inma, con la plena confianza y el deseo de que todo salga bien.