Los bomberos que se encontraban en cuarentena, comienzan a reincorporarse a sus puestos de trabajo en el Parque de Puente Genil

51

Los bomberos del Parque de Puente Genil que se encontraban en cuarentena desde la semana pasada a raíz del positivo en Covid-19 de un compañero malagueño, han comenzado a reincorporarse progresivamente a sus puestos de trabajo tras permanecer asintomáticos y dar negativo en las pruebas practicadas para determinar si padecían la enfermedad. Este regreso al trabajo se está produciendo de manera escalonada y paulatina, y siempre con las garantías necesarias en un momento especialmente delicado, dada la situación tan compleja y extraordinaria que estamos viviendo.

Como se recordará, las alertas saltaron a principios de la semana pasada, cuando se conoció que un bombero residente en Málaga, que había venido realizando diversas tareas en el Parque de Puente Genil, dependiente del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios de la Diputación Provincial, daba positivo en coronavirus, algo que sorprendió a sus compañeros quienes, voluntariamente, y “por protocolo, precaución y responsabilidad” decidieron ponerse en cuarentena para evitar males mayores. Paralelamente, desde el Consorcio se ordenó el cierre provisional de las instalaciones para su desinfección y limpieza, procediéndose a la reapertura tan solo unas horas después, cubriéndose el servicio a la localidad con efectivos procedentes de otros parques de bomberos de la comarca, entre ellos los de Montilla y Lucena.

Al igual que el resto de la población, durante los últimos días los bomberos han permanecido en sus respectivos domicilios, aunque como reconocía el jefe del Parque, Antonio García -que precisamente se reincorporó ayer martes- “teníamos muchas ganas de volver a trabajar, porque lo que estamos viviendo requiere de que gente como nosotros, que estamos siempre dispuestos a ayudar en situaciones extremas, estemos en nuestro sitio para hacer nuestro trabajo”.