Curiosidades El convento de Los Frailes, o de cuando las reformas se hacían con buen gusto

123

Publicado en El Pontón núm. 38, noviembre 1989

Original de Antonio Illanes Velasco

Queremos mostrar a nuestros lectores una colección de fotografías del convento, después de la reparación llevada a cabo por nuestro paisano José Rodríguez. Una reforma que devolvió la unidad al hermoso patio de columnas y ubicó la fuente central.

A este edificio le cupo mejor suerte que a otros edificios religiosos que fueron desamortizados, puesto que este, en la venta de estos bienes, fue comprado por los Condes de Casa Padilla que convirtieron en residencia palaciega las dependencias del Convento, conservando la iglesia como capilla privada, que mantuvieron abierta y con culto, costeado todo a sus expensas por lo que recibieron las felicitaciones del obispo.

Posteriormente, fruto de las sucesivas herencias, fue dividido y en él vivieron los Bernaldo de Quirós, herederos de esta familia condal.

Convertido parte del convento con la Iglesia en Colegio de Enseñanza con el nombre de San Antonio, en él se formaron generaciones de varones, hasta que por diversas circunstancias se suprimió.  Cuando se finalizó la reforma el 17 de diciembre de 1961, todavía continuó el Colegio de religiosos impartiendo clases, ya unido otra vez todo el edificio como primitivamente estaba.

El hecho de conservar dos escaleras de acceso a la parte superior se debe a dos propiedades que tuvo.  La escalera antigua y principal es la que se encuentra junto a la sacristía de la Iglesia, de amplias proporciones. La otra escalera se encuentra en el claustro y fue añadida, posiblemente, cuando se dividió el edificio a la muerte de los primeros condes.

Las fotografías que se muestran, han sido amablemente cedidas por la familia Rodríguez-Bachot para este artículo.